Portugal adopta una postura firme contra Huawei y excluye equipos de las redes 5G en medio de una batalla legal

El regulador de telecomunicaciones de Portugal, ANACOM, está uniendo fuerzas con los principales operadores para hacer cumplir una resolución de alto nivel destinada a excluir los equipos de Huawei Technologies de sus prósperas redes móviles 5G. Esta medida se produce en medio de objeciones legales del gigante tecnológico chino, lo que marca un revés sustancial en las ambiciones de Huawei de desempeñar un papel clave en el mercado 5G de Portugal.

ANACOM, la Autoridad Nacional de Comunicaciones de Portugal, ha reiterado su compromiso de implementar decisiones relacionadas con la seguridad, alineándose no sólo con los objetivos nacionales sino también adhiriéndose a las directrices europeas. Este esfuerzo de cooperación con operadores de telecomunicaciones, incluidos Altice, NOS y Vodafone, subraya el compromiso de Portugal de reforzar la seguridad de sus redes 5G.

El Consejo Asesor Estratégico de Seguridad Cibernética (CSSC) de Portugal, que asesora al Primer Ministro, adoptó una resolución en mayo que se abstuvo de mencionar explícitamente a Huawei, pero que fue ampliamente percibida como un revés para los planes de Huawei. La resolución, basada en una evaluación de seguridad rigurosa e independiente de acuerdo con las directrices de la Unión Europea, llevó a los principales operadores portugueses a evitar los equipos de Huawei en sus redes 5G principales.

Huawei, un fabricante líder mundial de equipos de telecomunicaciones, respondió a estos acontecimientos presentando una demanda en un tribunal de Lisboa a finales de agosto, buscando protección legal para sus intereses legítimos. La disputa legal añade otra capa de complejidad a la evolución de la situación.

La resolución del CSSC, si bien no está dirigida directamente a los proveedores chinos, refleja las crecientes preocupaciones en Europa y Estados Unidos sobre posibles compromisos de seguridad asociados con la participación china en infraestructura crítica. Tanto Beijing como Huawei niegan con vehemencia estas acusaciones, pero persisten los temores europeos y estadounidenses.

Mario Campulargo, Secretario de Estado de Digitalización de Portugal y presidente de la CSSC, destacó el enfoque meticuloso y coordinado adoptado por el gobierno y ANACOM para abordar estas preocupaciones de seguridad. La estrecha colaboración entre estas entidades subraya su compromiso compartido de salvaguardar la infraestructura de telecomunicaciones de Portugal.

El presidente de ANACOM, Joao Cadete de Matos, expresó confianza en la implementación exitosa de la resolución y destacó la necesidad de esperar a que se desarrolle el caso Huawei. Esta batalla legal en curso resalta aún más la naturaleza compleja de la situación y sus posibles implicaciones para la presencia de Huawei en el sector de las telecomunicaciones portugués.

Relacionado:

(a través de)

Compruebe también

La aplicación Google Gemini finalmente disponible en más países

Google ha dado otro paso importante en el desarrollo de su inteligencia artificial al anunciar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *